La pregunta

Nacentia

  • Registro

Amamantar y trabajar¡Hola a todos! Inauguramos nuestra sección "La pregunta" donde, desde Nacentia, plantearemos temas sobre los que poder opinar, debatir, compartir experiencias…¡Os animamos a participar!

Durante la primera semana de octubre se celebra en España la Semana Mundial de la Lactancia Materna. El lema para este año 2015 se enfoca en la mujer trabajadora y la lactancia materna: "Amamantar y trabajar. ¡Logremos que sea posible!".

Podéis encontrar mucha mas información en: http://www.aeped.es/comite-lactancia-materna/noticias/amamantar-y-trabajar-logremos-que-sea-posible-semana-mundial-lactancia-mater

Nuestra primera pregunta va enfocada por aquí: ¿Cuál ha sido tu experiencia con la lactancia al incorporarte al trabajo? ¿Crees que es posible lactar trabajando fuera de casa?

 

Comentarios  

# mi historia....Julia 09-10-2015 10:00
Gracias por abrir la posibilidad a compartir nuestras pequeñas historias, la mía en este sentido me gusta presentarla como una experiencia donde han intentado coexistir dos deseos: Amamantar y trabajar.
Y desde ahí, mi punto de partida era el de ver cómo podrían entenderse o convivir esos dos deseos, dos proyectos importantes. Deseaba amamantar a mi hijo, y deseaba empezar a recuperar espacios de trabajo con los que disfrutaba enormemente.
Y a medida que la incorporación se acercaba, me sentía doblemente ansiosa. Por un lado estaba ese reencuentro tan esperado con mi trabajo después de tantos meses, y por otro ver si sería capaz de lograrlo ya que todo a mi alrededor, lo que leía, lo que me decían otras madres…era que el trabajo básicamente entorpece y dificulta la lactancia.
Porque según la definición de conciliar (“hacer concordes o compatibles dos o más elementos que son o parecen contrarios”), amamantar y trabajar parecen realidades opuestas difíciles de compaginar.
Lo que me preocupaba y asustaba antes de mi vuelta al trabajo y me hacía sentirme en una cuerda floja, a punto de caer al vacío era que mi congelador estaba vacío, llegaba el momento de incorporarme y no tenía nada previsto, no tenía leche almacenada. Me resultaba muy complicado sacar tiempo para sacarme leche. Encontrar tiempos para eso era arañar minutos al descanso, al paseo, al juego, al sueño…y nunca parecía ser un buen momento.
Lo que me encontré al empezar a trabajar fue Un contexto favorecedor. Porque la lactancia de mi hijo era algo importante no sólo para mí, también para mis compañeras de trabajo, era algo de todas y todas lo favorecían de diferentes maneras. Acogedoras, flexibles, cuidadoras, cómplices, comprensivas…. Y siendo verdad que era importante tener un espacio para extraerme leche, disponer de una nevera donde guardarla, incluso de un sacaleches. Todo esto sin ellas que me dejaban los tiempos que necesitaba, asumiendo parte de mi trabajo, no habría sido real.
Por eso creo que aunque no llegué muy preparada a esa incorporación, lo más importante fue poder tener tiempo para extraerme leche cuando lo necesitaba en el trabajo, tener la posibilidad de que mi pareja acercara a mi hijo al trabajo y amamantarle, acudir a reuniones con el y darle el pecho en las mismas….
Me hubiera encantado que alguien diera más estrategias Elena ¿Cómo puede preparar una mujer, una pareja, una familia la vuelta al trabajo cuando no se apaña para preparar ese banco de leche congelada tan ansiado?
Gracias y besos
Responder

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar