Blog

Nacentia

  • Registro

Nacentia

Parto respetado, parto seguro

Publicado por el en General
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 2372
  • 0 Comentarios
  • Imprimir

Cuestionando la revisión ginecológica

Lo primero por lo que hay que preguntarse es por lo que todas pasamos mas o menos una vez al año: la revisión ginecológica. El sentido que tiene es conocido y claro: el diagnóstico precoz del cáncer genital y de mama que en esa fase presenta unas altas tasas de curación. Contra esto nada que objetar. (y yo menos que nadie: una mamografía de control rutinario me descubrió precozmente un cáncer de mama del que estoy completamente curada)

El problema surge cuando la revisión ginecológica propicia que las mujeres sanas sean tratadas como enfermas, que se las abronque por irresponsables cuando se retrasan unos meses, que se las tache de temerarias cuando deciden no hacerse determinadas pruebas, que no se les de explicaciones del sentido y la utilidad que tienen las pruebas que les van a realizar.
El problema continúa cuando no se tiene la suficiente sensibilidad como para percibir la incomodidad, la indefensión, la vergüenza y en ocasiones el miedo que experimenta una mujer cuando se tiene que quitar el pantalón o falda y después las bragas y sentarse así, con las piernas abiertas y toda su intimidad expuesta.

Y el problema se hace aún más grande cuando a todo lo anterior se une la falta de delicadeza del profesional que introduce sin cuidado alguno un espéculo, una sonda vaginal o los dedos, y además regaña a la mujer si se mueve o se queja.

b2ap3_thumbnail_fig2.34.png

Tenemos que plantarnos ante esto. Tenemos que respetarnos a nosotras mismas haciendo que nos respeten. Tenemos que cambiar las cosas.

0

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar